Teatro en Europa – El sistema Stanislavski

¿Stanislavski en ruso con una intérprete profesional? Los participantes esperaban expectantes a que empezara el curso con Mikhail Chumachenko, de la Universidad de Arte Dramático de Moscú. La base para el trabajo era la obra en un solo acto de Anton Chéjov «El Oso». Dicho sea de paso: el curso se merecía haber reunido a más gente. A pesar de las barreras lingüísticas, enseguida se creó un ambiente de trabajo intenso, los participantes se confrontaron con los detalles del texto más ínfimos, conocieron cosas insólitas de la vida y la mentalidad rusas, quedaron asombrados ante perspectivas que jamás se les hubieran pasado por la cabeza, exploraron distintas variantes emocionales y al tercer día ya entendían incluso algunos fragmentos en ruso. Además, Mikhail, muy aplicado, aprendió a decir en alemán: «¡Jürgen, pausa para fumar! »
El ponente también introdujo a los participantes en las innovaciones del drama a partir del siglo XIX. La contradicción entre «decir-pensar-actuar-sentir» ocupó a los participantes tanto como la declaración «vive en el teatro como en la vida misma» en conflicto con los cambios de la historia.
El análisis básico que empieza teniendo en cuenta la política, la nación, la actualidad, la sociedad, la tradición… pasa por la situación social, la edad, el destino y las experiencias del autor y lleva al final a dar cuerpo a un papel o a una obra teatral.
«Verlo todo-oírlo todo-reaccionar ante todo» fue lo que escribió Mikhail a los participantes en el libro de visitas y como principio más importante para abordar una obra de teatro les dijo:
– Lee la obra sin prisas
– Haz todas las preguntas «estúpidas” que puedas
– No interpretes las palabras sino la trama y su impacto («análisis activo»)

Mediante un acuerdo basado en distintos criterios, aprendimos a centrarnos en distintos hechos, aprendimos a focalizar la atención del público en un determinado actor haciendo uso de los distintos tiempos y agudizamos nuestro sexto sentido frente a los compañeros realizando distintos ejercicios.
Con todas estas impresiones sobre el sistema Stanislawski y con una pequeña incursión en el desarrollo que hace del método Mikhail Chumachenko, los participantes podrán encarar sus próximas producciones sintiéndose preparados.

Ingeborg Peter

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.